Viscofan se ha disparado este viernes un 17,1% en Bolsa tras la presentación de resultados de ayer al cierre del mercado, convirtiéndose así en el valor que ha liderado las subidas en el Ibex 35. La empresa que fabrica y comercializa envolturas para productos cárnicos -una de las mayores del mundo en su sector- elevó sus ventas un 8,3% en los nueve primeros meses del año, hasta los 625,8 millones de euros.

El beneficio neto de la compañía, sin embargo, cayó un 18,1% en relación al mismo período del año anterior, hasta los 72,6 millones. La empresa, fundada en Navarra en 1975, explicó que el descenso se debe a que el año pasado registró ganancias extraordinarias tras recibir una indemnización de 15,4 millones de euros tras ganar el litigio que mantenía con el fabricante de envases metálicos Mivisa.

La compañía presidida por José Domingo Ampuero y Osma registró un nuevo máximo histórico trimestral al alcanzar los 215,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,4%, impulsado por el fuerte crecimiento en todas las áreas de reporte, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) descendió un 6,9%, hasta los 143,2 millones de euros.

Por áreas geográficas, en Europa y Asia, que concentraron el 55,8% de la actividad de Viscofan, los ingresos crecieron un 6,7% frente al año pasado, mientras que en Norteamérica -donde genera el 29,1% de su cifra de negocio- y en Latinoamérica -un 15,1% del total- ascendieron un 8,9% y un 13,2%, respectivamente.

Más información

En los primeros nueve meses del año, la firma avanzó con las iniciativas previstas en esta fase del plan estratégico ‘More to be’, entre las que destaca la puesta en marcha de nuevos módulos de la nueva tecnología de celulosa en la planta española de Cáseda (Navarra), que, según la empresa, le permitió alcanzar mejores costes productivos en la segunda mitad del año.

De esta forma, en lo que va de año la empresa invirtió un total de 37,1 millones de euros, lo que supone un 16% menos frente a los 44,1 millones de euros invertidos en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Respecto a la deuda bancaria neta, esta se sitúa en 56,5 millones de euros, un 29,1% menos frente a 79,7 millones de euros a diciembre de 2018.

La compañía señaló que la fortaleza de los resultados del tercer trimestre y las menores necesidades de inversión en este año se tradujeron en una sólida generación de flujo de caja efectivo.

José Domingo de Ampuero y Osma destacó «el crecimiento de doble dígito en las principales magnitudes financieras, lo que demuestra la fortaleza del grupo para adaptarse a cualquier entorno». «Estos resultados nos reafirman en los objetivos presentados y en la visión de crecimiento a medio y largo plazo de Viscofan y el mercado», indicó.

Fuente: Cinco Días