Un medicamento experimental desarrollado por Amgen ha logrado reducir el tamaño del tumor en cerca de la mitad de los pacientes de cáncer de pulmón avanzado a los que se les dio la dosis más alta en un ensayo pequeño en etapa inicial, señaló el domingo la compañía.

De 13 pacientes con cáncer de pulmón que tomaban una dosis de 960 miligramos de AMG510, siete presentaban una reducción de los tumores de al menos un 30%, según los datos presentados en Barcelona en la Conferencia Mundial sobre Cáncer de Pulmón. El cáncer se estabilizó en los otros seis pacientes con dosis altas.

Nueve de los 13, o el 69%, todavía están tomando la píldora diaria. Dos de los que respondieron parcialmente han muerto, y otro abandonó el estudio debido a la progresión del cáncer. Un paciente con enfermedad estable también murió.

Los pacientes que respondieron al fármaco han sido tratados durante una media de 15 semanas, pero no se ha alcanzado la duración media de la respuesta, según Greg Friberg, jefe de desarrollo oncológico de Amgen.

Dijo que un paciente del que se había informado anteriormente que estaba libre de cáncer de pulmón se está contando como respondedor parcial, ya que no se puede descartar la presencia de cáncer en los ganglios linfáticos u otros tejidos.

34 pacientes de cáncer de pulmón están inscritos en el ensayo de Fase 1, pero Amgen sólo ha trasladado la dosis más alta a un estudio de etapa intermedia. El ensayo reclutó a pacientes con tumores portadores de la mutación objetivo cuyo cáncer había empeorado a pesar de varios tratamientos previos, entre ellos la quimioterapia y los inhibidores de los puntos de control.

De los 23 pacientes con cáncer de pulmón evaluados hasta el momento – con varias dosis de AMG510 – 11 tuvieron una reducción del tamaño del tumor de al menos 30%.

Aproximadamente un tercio de los pacientes del ensayo informaron efectos secundarios leves. Se observaron efectos secundarios más graves, diarrea y anemia, en el 9% de los pacientes y nadie abandonó el estudio debido a la toxicidad, señaló la compañía.

Fuente: Cinco Días