Twitter ha celebrado este jueves una jornada histórica. La compañía ha llegado a subir más de un 17% en Bolsa tras lograr por primera vez unos ingresos de 1.000 millones de dólares (911,3 millones de euros) en un trimestre. En concreto, la red social logró unos ingresos de 1.010 millones de dólares entre octubre y diciembre de 2019, un 11% más frente al mismo periodo del año anterior, y 884 millones procedieron solo de la publicidad. Los analistas habían calculado que la compañía ingresara en el trimestre 997 millones de dólares. Pese al buen dato, su beneficio neto se contrajo un 53,7%, hasta 107 millones de euros.

Los inversores también aplaudieron que la compañía atesore ya 152 millones de usuarios diarios, un 21% más, después de sumar más de siete millones en el último trimestre de 2019. La cifra corresponde a los llamados usuarios “monetizables”, aquellos que entran cada día al sitio web de Twitter o a su aplicación y ven publicidad en la red social.

En todo el año, la facturación de Twitter alcanzó los 3.459 millones de dólares (3.144 millones de euros), un 13,7% más. De esa cifra, 2.720 millones de euros procedieron de la publicidad, un 14,4% más, mientras que la venta de datos aportó 424 millones de euros de ingresos, un 9,6% más.

La tecnológica registró en 2019 beneficio neto atribuido de 1.331 millones de euros, un 21,6% más con respecto al año anterior. Esto supone encadenar el segundo año con beneficios de su historia, los que se producen además de manera consecutiva. En 2018 ya ganaron 1.062 millones de euros. Sin embargo, el abultado resultado neto se corresponde con una serie de beneficios y devoluciones fiscales que recibió la firma. Excluyendo esos atípicos, el beneficio antes de impuestos fue de 354 millones, un 7,8% menos

El coste de los ingresos se elevó hasta 1.033 millones, un 18% más; seguido de los gastos de venta y marketing, que crecieron un 18,4%, hasta 830 millones. La partida de I+D avanzó un 23,3%, hasta 620 millones, y los costes generales y administrativos experimentaron un alza del 20,5%, hasta 326 millones.

De cara al primer trimestre de 2020, Twitter espera que sus ingresos se sitúen entre 750 y 800 millones de euros, en línea con las estimaciones del mercado. La compañía, no obstante, avanza que va a incrementar sus costes alrededor de un 20% porque va a construir un nuevo centro de datos este año para “agregar capacidad para apoyar a la audiencia” y va a incrementar su plantilla.

La compañía ha explicado los cuatro objetivos que se ha marcado para 2020 son “incrementar la velocidad de desarrollo y la confianza, aumentar una conversación pública saludable, incremento de los ingresos y permitir a cualquier persona, en cualquier lugar, trabajar en Twitter”. Para ello, dijo, quieren aumentar la plantilla en un 20% o más este año, es decir, 1.000 personas o más, especialmente en ingeniería, producto, diseño e investigación.

Fuente: Cinco Días