Telefónica Alemania gana un arbitraje de precios a Drillisch, que se hunde un 24% en Bolsa

Telefónica Deutschland ha ganado un arbitraje de relevancia al operador móvil virtual 1&1 Drillisch por los precios de acceso a la red. Así, el experto independiente ha comunicado su intención de confirmar los precios estipulados por las partes, desestimando así la reducción retroactiva de los mismos solicitada por Drillisch para el período que comienza en septiembre de 2017.

La confirmación de los precios derivada de este arbitraje está aún sujeta al resultado de otro procedimiento iniciado por Telefónica Deutschland y relativo al pago del espectro adjudicado en la subasta de 2015.

En la actualidad quedan pendientes otras solicitudes similares para las revisiones de precios realizadas a partir de julio de 2018 si bien, aunque esta decisión no sienta jurisprudencia, sí supone una victoria para la filial del grupo español.

Además, Telefónica Deustchland ha interpuesto otras demandas contra otros socios mayoristas que pueden alcanzar el rango bajo de cientos de millones de euros. Estas disputas se resolverán a lo largo de 2020. Según Credit Suisse, estas demandas que podrían superar los 100 millones de euros significan que Telefónica Deutschland podría percibir ingresos adicionales que no están incluidos en sus previsiones.

En este escenario, Telefonica Deutschland ha confirmado su guidance para el ejercicio de 2019 y sus objetivos a medio plazo. Por el contrario, 1&1 Drillisch ha revisado a la baja sus previsiones de beneficios para este año con un recorte de 85 millones de euros.

Tras este movimiento, las acciones de 1&1 Drillisch se han desplomado en Bolsa. Sus acciones han caído este viernes más de un 24%, y ya se dejan un 46% desde principios de enero. United Internet, su principal accionista con un 75% del capital, se ha hundido también un 19%. Por el contrario, los títulos de Telefónica Deutschland han subido un 5,2%.

La relación entre ambas operadoras tiene su origen en 2014. Y es que una de las condiciones impuestas por las autoridades europeas para la adquisición de E-Plus establecía que Telefónica Deutschland debía vender hasta el 30% de la capacidad disponible de sus redes móviles a un operador móvil virtual. Así, Telefónica y Drillisch firmaron un acuerdo que, entre otras cosas, contempla revisiones regulares de las tarifas establecidas, a instancia del comprador del acceso, así como la opción de iniciar un procedimiento de arbitraje si las partes no llegan a una tarifa de mutuo acuerdo.

Fuente: Cinco Días