La compañía online de servicios legales, reclamador.es, incorpora a David Falk como director general. Falk, hasta ahora CEO Motobuykers en Pierce AB, se une al equipo con el objetivo de liderar una nueva etapa marcada por la innovación tecnológica y la adaptación a los retos que se enfrentará el sector legaltech y la justicia en España.

En este puesto de nueva creación trabajará estrechamente junto a Pablo Rabanal, fundador y CEO de la compañía. Con este nuevo nombramiento, reclamador.es fortalece además su comité de dirección.

Falk (Holanda, 1969) cuenta con un amplio currículum con más de 20 años experiencia en marketing, tecnología, experiencia del consumidor y desarrollo de negocio en empresas como la firma internacional de consultoría DiamondCluster, especializada en soluciones de estrategia digital para empresas. En su trayectoria profesional destaca su presencia en FC Barcelona, donde fue director ejecutivo entre 2003 y 2008, o diversas startups donde ha ejercido el cargo de socio director entre 2008 y 2013.

El nuevo directivo de reclamador.es cuenta con un Bachelor in Business Administration de Nyenrode University en Holanda y es Master in Business Administration por IESE Business School. Asimismo es miembro del Comité Directivo del Congreso Mundial de Retail & Brand Experience, que se celebrará del 27 al 29 de mayo de 2019 en Fira de Barcelona.

Mayor facturación

La compañía online ha vuelto a aumentar su facturación en 2018. Desde su creación, reclamador.es ha multiplicado su cifra de negocio exponencialmente, alcanzando en 2018 los 3,9 millones de euros facturados, lo que supone un incremento del 18,4% respecto al año 2017, cuando cerró con una facturación de 3,3 millones de euros.

Con unos ingresos anticipados de 5,4 millones de euros de WIP (work in progress), el volumen total de negocio el año pasado fue de 9,3 millones y el resultado de explotación (EBITDA) se multiplicó por cinco en 2018, hasta los 3,3 millones de euros.

La firma cuenta con 23 millones de euros en cartera, es decir, en los juzgados, pendientes de facturación en honorarios de reclamaciones aún a la espera de ser cobrados, ya sea por reclamaciones pendientes de sentencia, dados los plazos actuales de la justicia, o en sentencias favorables que se encuentran en proceso de cobro.

Fuente: Cinco Dias.