La low cost Norwegian Air se ha disparado hoy un 25,31% en Bolsa este jueves tras presentar resultados y anunciar un acuerdo con China Construction Bank, el segundo banco más grande de China, por el que la línea aérea espera conseguir estabilidad financiera, aumentar la rentabilidad y adquirir 27 nuevos aviones Airbus A320 entre 2020 y 2023.

La aerolínea y el banco chino conformarán una sociedad que comprará estos aviones en el que la entidad financiera asiática tendrá una participación del 70%. De esta manera, Norwegian Air soluciona uno de sus problemas vinculado a la necesidad de fondos para hacer frente a sus compromisos.

La línea aérea noruega se encuentra en una compleja situación económica por lo que ha recortado gastos en los últimos meses (de combustible, tecnología y del coste de personal) debido a la paralización de los aviones Boeing 737 Max tras los dos accidentes, en octubre de 2018 y marzo de 2019 que causaron más de 300 muertes. El recorte de Norwegian también incluyó el gasto de capital para este año y para 2020.

«El acuerdo entre Norweigian Air y la entidad financiera china alcanzado después de meses de negociaciones, proporciona estabilidad financiera en el operador de descuento en dificultades, que ha estado tratando de demostrar que su modelo de negocio puede convertirse rentable después de años de crecimiento financiado por deuda, ya que fue pionero descuento en rutas transatlánticas», ha valorado la agencia Bloomberg.

Los analistas de Reuters, por otra parte, han dicho que «esta compañía está haciendo todo lo posible para mejorar», y han añadido que Norwegian se beneficiará de la compra de las nuevas aeronaves. «Con una ganancia potencial de hasta diez millones por avión podría eliminar parte de la presión sobre el acuerdo de equidad», han sostenido.

Fuente: Cinco Días