Motor, cerámica o alimentación, sectores afectados por un Brexit sin acuerdo

La nueva política arancelaria temporal propuesta por el Gobierno británico para un escenario de Brexit sin acuerdo podría afectar a sectores claves de la economía española, como la cerámica, el motor o el agroalimentario. Después del rechazo parlamentario al plan de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el Ejecutivo de su primera ministra, la conservadora Theresa May, presentó este miércoles una serie de medidas arancelarias, que se aplicaría solo durante doce meses desde la fecha oficial del 29 marzo fijada para este divorcio.

En el caso de que Londres optase por un Brexit duro, la nueva política arancelaria eximiría de aranceles a un 87% del valor de las importaciones (frente al 80% actual), sobre todo de fuera del bloque comunitario. De acuerdo con las tablas del Ministerio británico de Comercio, las importaciones de coches y camiones desde la UE al Reino Unido llevarían tarifas del 10,6%, la misma que se impondría a las multinacionales que operen en un país comunitario.

Esto afectaría, por ejemplo, a la marca automovilística española Seat (integrada en el grupo alemán Volkswagen), que tuvo en 2018 un beneficio operativo récord de 254 millones de euros, un 33,4% más que en 2017, tras el aumento de las ventas y entregas. Casi todos los mercados contribuyeron a un aumento de la rentabilidad operativa sobre las ventas de la marca española, si bien los mayores avances se dieron, precisamente, en el Reino Unido, solo por detrás de España y Alemania.

La propuesta gubernamental británica para una salida abrupta supone que un 82% de las importaciones del bloque estarían exentas de tarifas, del 100 % actual, y lo mismo para un 92% de las de fuera del bloque, frente a un 56% en la actualidad.

Otro sector español que se vería afectado por las medidas sería el azulejero y cerámica, a cuyas exportaciones se impondrían una tarifa del 5%, según Comercio británico, mientras que el textil, con gigantes como Inditex a la cabeza, afrontaría un arancel del 12%.

Entre el 13% de las importaciones que también estarían sujetas a aranceles figuran la carne de vacuno, de cordero, de ave y algunos productos lácteos, ya que su objetivo es proteger a los agricultores y productores del Reino Unido de importaciones baratas.

En este sentido, algunas importaciones del sector agroalimentario español deberían asumir un suplemento del 10,2 euros por cada cien gramos de producto, como es el caso del jamón, un procesado de la carne porcina.

Las únicas exportaciones comunitarias que no estarían sujetas a las nuevas tarifas serían las que transiten entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, a fin de mantener esta barrera abierta tras el «brexit», clave para el proceso de paz.

En ese escenario, los controles sobre productos de la UE en tránsito hacia Gran Bretaña (Inglaterra, Gales y Escocia) se harían en Irlanda del Norte, lo que presenta riesgos para un aumento del contrabando.

Fuente: Cinco Días

By |2019-03-13T13:27:07+00:0013 marzo, 2019|Categories: Actualidad Económica, Cinco Días|Tags: , , , , , , |Comentarios desactivados en Motor, cerámica o alimentación, sectores afectados por un Brexit sin acuerdo