La recuperación económica ha supuesto una mejora de la situación de las empresas españolas. Por primera vez desde la crisis, más del 50% tienen una «considerable solidez». Así se pone de manifiesto en un análisis estadístico de las cuentas anuales de los ejercicios 2012-2017 de 700.000 sociedades españolas depositadas en el Registro Mercantil, realizado por JDA Expert Legaltax.

El riesgo bajó del 41% en 2012 al 33% en 2017. “Tras el periodo de crisis disminuye el riesgo actual sea cual sea el tamaño de la empresa”, según el informe de la firma.

En total, un 8% de las empresas españolas han abandonado la zona de peligro de insolvencia en los últimos cinco años. De hecho, el análisis demuestra que a finales de 2017 la mayoría (el 57%) se encontraban en “una excelente situación financiera”.

Las empresas pequeñas con menos de diez trabajadores son las que concentran el porcentaje más elevado de riesgo de insolvencia, ya que cuanto menor es el tamaño, más alto es el riesgo. Sin embargo, este grupo también ha evolucionado favorablemente, pasando de un 43% de empresas con riesgo en 2012 al 35% en 2017.

En las empresas pequeñas de entre diez y 50 trabajadores solo una cuarta parte presenta riesgo de insolvencia, mientras que el 63% “presenta un perfil sólido y seguro”, según las conclusiones. En los últimos cinco años las empresas de este tamaño que presentan riesgo ha disminuido un 5%.

Pymes

El tramo con menor riesgo de insolvencia se encuentra entre las empresas con más de 50 y menos de 200 empleados. La zona de peligro ha bajado del 30% al 23%, y son seguras el 63% de ellas.

Las que tienen más de 200 trabajadores también han evolucionado favorablemente. Solo el 27% se encuentra en riesgo, lo que supone cinco puntos porcentuales menos que en 2012.

Fuente: Cinco Días