Marruecos advierte: si compite con España en costes laborales y competitividad en el sector de la automoción, ganará la partida. Lo ha asegurado Moulay Hadif Elalamy, ministro de Industria, Inversión, Comercio y Economía Digital de Marruecos, en el foro Marruecos: centro clave de inversión y negocios, organizado por EL PAÍS este martes. Hadif, sin embargo, ha señalado que entrar en competencia con España es algo «que no le interesa», ya que al país vecino podría ocurrirle lo mismo después con otros países de África que en un futuro se vuelvan más competitivos. Por ello, ha recalcado la necesidad de cooperar entre España y Marruecos para conseguir nuevos mercados para la automoción.

«Hay que crear una cadena inteligente entre ambos países para conseguir nuevos mercados. Porque si España lo consigue, Marruecos como socio pequeño se ve beneficiado. Hay que buscar la complementaridad», ha dicho Hadif.

Este país africano, ha indicado el ministro de Industria, tiene como objetivo producir un millón de coches al año a partir de 2025. «No me extrañaría que lo consiguiesen antes», ha asegurado Francisco Riberas, presidente de Gestamp, que también ha asistido al acto. El fabricante español de componentes instaló una planta en Marruecos que comenzará a producir «en unos meses», ha indicado el directivo.

Actualmente, el motor es el principal sector exportador de Marruecos, doblando al segundo, que son los productores de fosfatos. Hadif ha resaltado el buen momento de la automoción y otros sectores, como el aeronáutico, el de las energías renovables y la recuperación que está viviendo el textil. Estos elementos, ha señalado el titular de Industria, están permitiendo cumplir los objetivos del Gobierno marroquí, que en 2014 se propuso crear 500.000 empleos hasta 2020. Está cerca del objetivo, ya ha conseguido 400.000 trabajos. «El país tiene una visión clara con estrategias sectoriales pragmáticas», ha señalado el ministro.

En el sector energético, Hadif ha resaltado la importancia que le ha dado el Ejecutivo marroquí a las renovables. Actualmente, el 32% de la energía que consume este país africano es de origen renovable, según el ministro de Industria. El objetivo de Marruecos es alcanzar el 52% en 2025. «El coste de la energía renovable ha bajado. La eólica ya se acerca en precio al resto de energías», ha dicho Hadif.

Por otro lado, el ministro ha remarcado la importancia que podría tener España para Marruecos en el acceso a mercados como el latinoamericano. A su vez, ha explicado Hadif, el país en el que reina Mohamed VI podría servir de hub para España con el resto del continente africano.

Por último, el ministro ha asegurado estar «celoso» del sector turístico español, al que Marruecos intenta imitar. Actualmente, el país vecino tiene diez millones de turistas al año, pero su objetivo es doblar ese número. Para conseguirlo, Hadif ha propuesto crear «puentes aéreos baratos» entre ambos países, que permitan a los turistas que vengan a España poder complementar su viaje con una visita a Marruecos.

Fuente: Cinco Días