Renault podría nombrar a Luca de Meo como nuevo consejero delegado del grupo antes de la reunión que mantendrá con Nissan y Mitsubishi en Japón el jueves El grupo francés quiere así poner punto y final a la era de Carlos Ghosn, huido de Japón y acusado de fraude financiero. 

El consejo de administración del consorcio ya ha dado luz verde a la llegada del italiano, según informó Le Parisien. Renault ha declinado hacer declaraciones.

De Meo dejó la presidencia de Seat el pasado 7 de enero a petición propia y de mutuo acuerdo con el grupo Volkswagen, facilitando así su fichaje por Renault. No obstante, sigue formando parte del consorcio alemán “hasta nuevo aviso”. En su contrato con la multinacional alemana tiene una cláusula de no competencia.

Por su parte, el presidente del grupo Volkswagen, aseguró hace unos días en Davos que el italiano estaría negociando con el grupo Renault. El italiano tiene en su contrato con la multinacional una cláusula de no competencia y esto es lo que está dificultando su vuelta a Renault.

Tras la destitución de Thierry Bolloré como consejero delegado de Renault en octubre del año pasado, la marca gala nombró a Clotilde Delbos de manera interina mientras De Meo se situaba como el preferido por la firma francesa para dar carpetazo al caso Carlos Ghosn y abanderar la pugna que mantiene junto a Nissan y Mitsubishi para ser el mayor fabricante de vehículos del mundo. La alianza franco-nipona compite con los grupos Volkswagen y Toyota y De Meo podría estar al frente de esta en tan solo dos años.

Renault posee un 43,7% de Nissan, mientras que esta tiene el 15% de la francesa, aunque sin derecho a voto, y el 34% de Mitsubishi Motors.

Fuente: Cinco Días