La familia italiana Benetton está buscando socios para reorganizar sus distintos negocios, según publica el diario italiano La Stampa. De esta forma, la familia transalpina estaría considerando dar entrada a inversores minoritarios en algunas de sus compañías participadas como Rome Airport, Autostrade o la española Cellnex, donde son los primeros accionistas. En el caso del grupo español, la entrada de inversores no vendría a través de una venta, sino mediante una posible dilución como consecuencia de una hipotética ampliación de capital.

En principio, la compañía textil Benetton quedaría fuera, si bien los Benetton también están considerando distintas opciones para Autogrill.

De esta manera, la familia está abierta a llegar acuerdos con nuevos inversores, entre los que figurarían fondos soberanos y fondos de pensiones.

Los Benetton ya utilizaron esta vía en la propia Cellnex, cuando dieron entrada en su vehículo de inversión a los fondos soberanos de Singapur y Abu Dabí, que tomaron un 22,5% del capital cada uno de ellos.

Los movimientos coinciden con las tensiones abiertas ante la posible retirada de las concesiones para Autostrade por parte del Gobierno italiano, después del hundimiento del puente Morandi de Génova en agosto de 2018.

Al mismo tiempo, según La Stampa, Florentino Pérez podría buscar un cambio en el Gobierno en Abertis, tras la compra conjunta con Atlantia, el vehículo de inversión de los Benetton.

Fuente: Cinco Días