Liberbank obtuvo un beneficio neto de 21 millones de euros en el primer trimestre de 2019, el 28,5% menos respecto a lo ganado un año antes, según ha anunciado la entidad en un hecho relevante remitido este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La empresa, en proceso de fusión con Unicaja, ha explicado que el beneficio se ha logrado con la actividad del negocio típico bancario, «sin aportación relevante de resultados atípicos y por operaciones financieras».

De hecho, han sido los peores resultados en las compraventas de cartera el principal factor que ha lastrado las cuentas. Las operaciones en el mercado ha pasado de aportar 26 a cinco millones de euros, explicando la práctica totalidad del descenso en el margen bruto: éste ha pasado de 171 millones a 150. Por el contrario, el margen de intereses  y ha crecido sobre el año pasado, hasta los 114 millones de euros, cifra muy similar a la registrada en el cuarto trimestre de 2018.

La tasa de morosidad ha caído hasta el 4,5 %, lo que supone una disminución de 3,34 puntos porcentuales. Al cierre del primer trimestre, los activos dudosos alcanzaron los 1.076 millones de euros, tras disminuir su volumen en el último año en 695 millones. Entre enero y marzo Liberbank realizó ventas de activos adjudicados por valor de 120 millones, lo que ha supuesto reducir la cartera de adjudicados en el trimestre en un 4,9%, y en términos interanuales, en un 24,2%. La entidad ha mantenido estable tanto las provisiones (seis millones de euros) como el deterioro de activos (14 millones).

El balance del banco superó los 40.000 millones (40.617 millones), el 3,4 % más, impulsado por un crecimiento récord en el último lustro, de los recursos de clientes, que se elevaron un 5,9 %, y un incremento del saldo vivo de crédito productivo del 9,6%.

«La cartera crediticia productiva lleva ocho trimestres consecutivos de crecimiento debido al elevado y sostenido incremento de formalizaciones de nuevas operaciones», ha dicho el banco, que ha añadido que al cierre del trimestre, la nueva producción del crédito alcanzó los 1.736 millones, el 17,7 % más, con un «crecimiento relevante en todos los segmentos, principalmente en empresas y en crédito al consumo a las familias».

La entidad alcanzó al cierre del primer trimestre un capital de máxima calidad (CET 1 Common Tier1) del 14%, y un CET 1 fully loaded (con todos los requerimientos de la normativa Basilea incluidos) del 12,5%.

Fuente: Cinco Días