Tensión máxima en torno a la celebración del Mobile World Congress en Barcelona. Más allá de las bajas anunciadas por 11 empresas, muchas de ellas puntales históricos de esta feria (caso de Ericsson, LG, Intel o NTT) y de las presiones que están ejerciendo las operadoras y otras multinacionales tecnológicas para que la GSMA, organizadora del evento, desconvoque el congreso, hoy se ha conocido que el periodo de incubación del coronavirus de Wuhan es de hasta 24 días, según un estudio realizado por 37 investigadores de hospitales y escuelas médicas chinas, entre ellos el reputado epidemiólogo Zhong Nanshan.

Esto en la práctica supone que algunas de las medidas acordadas por la GSMA el domingo, tras conocerse la baja de Nvidia y Amazon, servirían de poco. En concreto, la organización anunció que prohibirá el acceso a la feria de los viajeros procedentes de la provincia china de Hubei (cuya capital es Wuhan) y todos los que lleguen del país asiático (estima en torno a 5.000 o 6.000 asistentes) deberán demostrar que han estado fuera 14 días antes. Insuficiente, según el nuevo dato de incubación.

Y lo mismo ocurriría con la medida que establece que los viajeros procedentes de China deberán demostrar con un certificado de salud o con su pasaporte que han estado fuera del país catorce días antes del inicio del Mobile.

El portal de noticias privado Caixin informó hoy de las conclusiones del último borrador de la investigación, en las que se muestra que la fiebre (hasta ahora considerada uno de los primeros síntomas) se manifestó en un 43,8% de los pacientes en el momento de su primera visita al médico, aunque se terminó desarrollando en el 87,9% tras su ingreso hospitalario, informa Efe.

«La ausencia de fiebre», explica el texto, «es más frecuente (entre los pacientes estudiados) que con el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), por lo que puede que no se diagnostique a esos pacientes si la vigilancia para determinar los casos se centra sobre todo en la detección de fiebre». La GSMA también ha incluido entre sus medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus tomar la temperatura a todos los asistentes a la feria. De nuevo, insuficiente.

El estudio se realizó sobre 1.099 pacientes con infección de coronavirus diagnosticada hasta el 29 de enero en 552 hospitales de 31 regiones de China, con una media de edad de 47 años y de los cuales el 41,9 % eran mujeres.

Los cambios conocidos este martes sobre el periodo de incubación de la enfermedad, que ya ha provocado 1.016 muertes y 42.638 contagios en la China continental, también pueden dejar en una posición complicada a empresas como Xiaomi o Huawei. La primera precisó ayer en un comunicado que se comprometía a asegurar que todos los altos ejecutivos de la empresa programados para participar en cualquier tipo de actividad y reuniones en el Mobile World Congress “hayan estado fuera de China durante al menos 14 días antes de nuestro evento de lanzamiento”, previsto para el domingo 23.

La compañía china añadió igualmente que se asegurarían de que todo el personal con funciones de presentación en su estand sea de sus oficinas locales en toda Europa, pero añadió que se asegurarían “de que no presenten síntomas durante 14 días antes de ofrecer apoyo en el evento”.
Por su parte, Huawei también advirtió que tiene ya empleados pasando la cuarentena fuera de China. “Los empleados enviados desde China por Huawei, incluidos los gerentes, llegaron dos semanas antes de lo previsto [hasta conocer los nuevos datos, el periodo de incubación del virus] y están esperando el evento en cuarentena en sus hoteles”, según aseguró un portavoz de la compañía a la agencia AFP.

Si el MWC sigue adelante, la GSMA se verá obligada a hacer cambios en las medidas que deberán adoptar las empresas que desplacen a la feria profesionales venidos de China, lo cual es más que previsible que complique la organización de muchas empresas del país asiático.

Más allá del periodo de incubación, el estudio desvelado hoy muestra también que el coronavirus «tiene una tasa de letalidad relativamente menor que el SARS y el MERS», como ya apuntó en una reciente entrevista con corresponsales radicados en China el prestigioso epidemiólogo Ian Lipkin, director del Centro de Infecciones e inmunidad de la universidad estadounidense de Columbia y a cargo del equipo de respuesta al SARS en China en 2002 y 2003. «Hay una mortalidad aproximada del 2 % (de los pacientes infectados de coronavirus). El SARS tuvo una tasa de mortalidad de casi el 10 %, mientras que la del MERS fue de en torno al 35 %», afirmó Lipkin.

«Cuando lo comparas con la gripe -continuó el epidemiólogo-, de la que hay hasta 1.000 millones de casos al año en todo el mundo, con entre 350.000 y 650.000 muertes, aunque es una tasa de mortalidad del 0,1 %, es un número mucho mayor».

El experto indicó que, en vistas de cómo evoluciona la epidemia y el probable número total de casos a conocerse en el futuro, la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus será posiblemente menor del 2 % calculado hasta la fecha y se atrevió a pronosticar que «será mucho menor del 1 %». Lipkin destacó la facilidad de la transmisión, por lo que no descartó que hubiera brotes futuros de esta epidemia.

Fuente: Cinco Días