La estación de tren de Madrid Atocha habilitará en parte de su aparcamiento un ‘hub’ logístico para que operadores del sector establezcan un punto de recogida y reparto paquetes generados por el comercio online con vehículos cero emisiones.

Adif está actualmente en conversaciones con firmas del sector logístico en busca de socios para poner en marcha este proyecto, según informaron a Europa Press fuentes de la compañía pública promotora y gestora de la red ferroviaria.

La iniciativa está en línea con el auge del comercio por Internet y la escasez de espacio logístico en el centro de las ciudades para que operadores del sector puedan realizar los repartos de ‘última milla’, esto es, a los compradores finales.

La estación de Atocha, ubicada en pleno centro de Madrid, se perfila así como óptima para que gigantes del comercio por Internet y compañías de mensajería y logísticas puedan establecer un punto de reparto.

Se trata de un proyecto similar al que la socimi Merlin Properties ultima en los aparcamientos de algunos de sus edificios de oficinas en la capital para que se conviertan también en almacenes de reparto de ‘última milla’ durante el horario nocturno.

No obstante, en el caso de la estación de Atocha, tanto el ‘hub’ como los vehículos con los que se distribuyan los envíos deberán ser sostenibles y de cero emisiones, según detallaron en fuentes de Adif.

«En la actualidad, estamos hablando con operadores y empresas especializadas para, en función de sus necesidades, definir las características de esta zona logística sostenible», indicaron dichas fuentes. El ‘hub’ se emplazaría en la zona de la Plaza del Embarcadero, al lado del edificio histórico de la estación.

La articulación de este punto logístico se enmarca en el proyecto ‘Ecomilla’ de Adif, el plan por el que reordenará y redistribuirá el espacio de los aparcamientos de la estación de Atocha para adecuarlos a los nuevos hábitos de movilidad y fomentar aquellos más sostenibles, fundamentalmente los eléctricos.

En virtud de este plan, que se acometerá por fases, el parking de Atocha se dotará también con cargadores para coches eléctricos, medida que, a su vez, forma parte del plan de Adif para instalar por todo el país ‘ferrolineras’, esto es, puntos de recarga que emplean la energía que generan los trenes al frenar.

Asimismo, los aparcamientos de Atocha tendrán un espacio específico para que los vehículos de plataformas como Uber y Cabify recojan o dejen viajeros, y otro para los transportes compartidos: bicicletas, patinetes y motocicletas.

Además, el parking de esta histórica estación contará con un denominado ‘kiss and train’, esto es, un espacio para que los vehículos particulares se detengan quince minutos, justo para dejar o recoger viajeros.

La estación de Atocha aborda esta reordenación de los aparcamientos coincidiendo con las obras de su ampliación y el plan de impulso de su espacio comercial con el fin de prepararla al aumento de viajeros que generará la llegada en diciembre de los nuevos operadores que competirán con Renfe en el AVE.

Atocha busca además extender la sostenibilidad ambiental del transporte en tren a los traslados en la ciudad cuando además se ubica a las ‘puertas’ de Madrid Central, la zona de restricción al tráfico en función de las emisiones de los vehículos de la capital, cuyo perímetro llega justo hasta la Glorieta del Emperador Carlos V y la ronda de Atocha, dejando fuera el complejo ferroviario.

Fuente: Cinco Días