La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha suspendido cautelarmente, con efectos inmediatos, la cotización en Bolsa de la Corporación Empresarial de Materiales de Construcción (Coemac), según ha informado este viernes el supervisor. Los títulos de Coemac, que cotizan en el Mercado Continuo, cerraron ayer a un precio de 2,87 euros por acción, con un retroceso del 1,03%.

Coemac ha solicitado el concurso voluntario de acreedores al no contar con liquidez para hacer frente a las reclamaciones aún pendientes por la fabricación de fibrocemento con amianto, pese a que se trata de una actividad que el grupo abandonó hace casi veinte años, según informó la empresa de la familia Serratosa.

La firma que canaliza lo que queda de lo que en su día fue el grupo de materiales de construcción Uralia, se ve abocado al concurso al complicarse la venta del último negocio que aún tiene, el de fabricación de tuberías.

«La desinversión de Adequa, filial del negocio de tuberías, en la que se ha venido trabajando en los últimos dieciocho meses, hubiera contribuido a solventar esa falta de liquidez, si bien la dilatación de los plazos de ejecución de la misma ha hecho imposible acompasarla al ritmo necesario», detalló Coemac a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Coemac acordó a comienzos del pasado año la venta de Adequa al grupo alemán Ostendorf por un importe de 11,1 millones de euros. No obstante, unos meses después, la operación quedó en el aire al recibir una reclamación de Tragsa.

«No ha resultado posible cerrar la operación como consecuencia de la reclamación injustificada que la compañía del sector público Tragsa ha dirigido no sólo a Coemac, sino también a Adequa y su comprador», indicó entonces la empresa de los Serratosa.

La solicitud de concurso de acreedores que ahora cursa Coemac afecta sólo a la sociedad cabecera del grupo y, por tanto, no a la filial en proceso de desinversión, cuya venta sigue confiando en cerrar «en el plazo más breve posible».

Asimismo, remarcó que esta empresa fabricante de tuberías y accesorios de PVC cerró el ejercicio 2019 con «cifras récord de ventas, beneficio bruto de explotación (Ebitda) y beneficio neto».

No obstante, el pasado mes de diciembre, Coemac solicitó concurso voluntario de acreedores para otra filial, Aust 2019 Customer Service, en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid tras no lograr un acuerdo para refinanciar su deuda.

Según indicó entonces, la compañía no había logrado reestructurar su pasivo en el plazo de cuatro meses con que contaba para ello una vez que esta firma filial solicitó el ‘preconcurso’ el pasado 2 de septiembre.

Coemac ya indicó entonces que la quiebra de esta filial «y las consecuencias de que ello puedan derivarse» no afectarán la proceso de venta del negocio de tuberías Adequa.

Fuente: Cinco Días