El director general de Kia Motors Iberia, Eduardo Divar, es contundente en cuanto a que solo se promocione la compra de vehículos eléctricos y se dejen a un lado los diésel y gasolina modernos que cumplen con la última normativa de emisiones.

En un encuentro con la prensa hoy en Madrid, Divar ha destacado que no solo vale aprobar políticas de apoyo a los vehículos electrificados, ya que el parque automovilístico español, con casi 13 años de edad media, es muy antiguo y se necesita renovar con vehículos de combustión eficientes, más asequibles y con menos limitaciones que un eléctrico puro por la infraestructura de recarga.

«El 15% del parque, cuatro millones de coches, emite el 50% de las emisiones de CO2. Lo que tenemos que poner son los incentivos necesarios para poder renovar ese 15%», ha apuntado, subrayando que Kia cumplirá con la normativa de emisiones que fija Europa y que, por tanto, no pagará multas.

La marca surcoreana prevé matricular unos 60.500 automóviles en España en 2020, igualando el nivel de 2019 y de los cuales un 40% -25.000 unidades- corresponderá a modelos electrificados (híbrido, híbrido enchufable o eléctrico). Por su parte, en toda Europa, espera vender medio millón de coches, entre los que se incluyen hasta 50.000 eléctricos, 50.000 híbridos enchufables y 50.000 híbridos. «Esto solventaría el tema de las emisiones», ha resaltado. 

«Esperamos un aumento de vehículos electrificados, principalmente por la nueva regulación europea. Esto hará que los fabricantes tengan una oferta mayor, incluso habrá marcas que dejarán de vender modelos de combustión para matricular más electrificados», ha subrayado. El 37% de las ventas de la marca será electrificado en 2020.

Por otro lado, el director general de Kia en España señaló que, al cierre del año pasado, la rentabilidad sobre facturación alcanzada por la red oficial de concesionarios de la marca en el mercado español se situó en el 2,3%, «superando ampliamente la rentabilidad media del mercado».

Fuente: Cinco Días