El consejo de administración de Ferrari ha propuesto la distribución de un dividendo de 1,13 euros por acción, correspondiente a los resultados de 2019, lo que supone aumentar la retribución al accionista hasta en un 8% respecto a la del año pasado.

Según informó la compañía, este reparto, supeditado a la aprobación por parte de los accionistas en la próxima junta general del próximo 16 de abril, asciende a 210 millones de euros y será entregado el 5 de mayo.

La marca italiana de automóviles registró un beneficio neto de 699 millones de euros en 2019, lo que supone una disminución del 11% respecto a los 787 millones de euros que ganó en 2018, aunque ha elevado sus previsiones para 2020.

Fuente: Cinco Días