Endesa mantendrá el dividendo complementario correspondiente a las cuentas de 2020 según lo previsto. La empresa someterá a la aprobación de los accionistas un pago de 0,775 euros el próximo mes de julio, cifra ya adelantada en la presentación de resultados de febrero y que la sociedad, controlada en un 70% por la italiana Enel, mantiene tras la irrupción del coronavirus.

La junta de accionistas estaba prevista para el 27 de abril, pero la empresa optó por retrasarla al 5 de mayo por la crisis sanitaria. La empresa, además, dada la situación, ha acordad la posibilidad de asistencia telemática a la junta, mediante una retransmisión en tiempo real y el voto a distancia. Los medios estarán a disposición de los accionistas el mismo 5 de mayo a patir de las 9 horas. La convocatoria se celebrará en la sede de Endesa en Madrid.

Asimismo, la empresa someterá a los accionistas el nombramiento de tres nuevos miembros del consejo de administración. Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, Alicia Koplowitz y Eugenia Bieto, profesora de Esade, serán nuevas consejeras independientes, pasando el número de miembros del consejo a 13.

Con el dividendo de julio, Endesa habrá pagado 1,475 euros a cuenta del resultado de 2019 (un total del 1.560 millones de euros en total), a pesar de que el resultado del año fue de apenas 171 millones de euros, a causa de la pérdida de valor de dos de sus centrales de carbón. La empresa ya señaló que el deterioro del resultado era meramente contable, por lo que mantiene su política de repartir entre los accionistas el 100% del resultado. Para el ejercicio 2021, el pago será el 80% del resultado y en 2020, el 70%.

Fuente: Cinco Días