La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Victoria Ortega, presentó ayer el XII Congreso Nacional de la Abogacía, que se celebrará entre el 8 y el 11 de mayo en Valladolid. En el encuentro, bautizado con la rúbrica Abogacía Transformadora, participarán más de 2.000 abogados y 250 ponentes. Durante el acto también intervinieron José María Alonso, vicepresidente del CGAE y decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM); Javier Garicano, decano del Colegio de Abogados de Valladolid, ciudad organizadora del evento; y Jordi Albareda, responsable de organización del Congreso y decano del Colegio de la Abogacía de Lleida.

Los organizadores subrayaron lo «novedoso, rompedor y vanguardista» de la cita, tanto en relación a su formato como por los temas a tratar. Valladolid toma el relevo de Vitoria, que organizó el anterior Congreso y servirá para conmemorar los casi cincuenta años del encuentro celebrado en León, que fue decisivo en la construcción de una abogacía y de un país modernos y democráticos.

En los tres días de duración de este importante evento se va a hablar de derecho, de abogacía, de tecnología y de sus implicaciones, de transformaciones sociales, de la lucha por la igualdad o de la Constitución. «Se trata de sentar las bases del futuro de la abogacía que, si ha cambiado sustancialmente en los últimos treinta años, lo va a hacer mucho más en los próximos diez», remarca el CGAE. Tambien se hablará de la búsqueda de soluciones a algunos de los problemas que siguen enquistados, como el turno de oficio o el derecho de defensa. «Innovación, formación y reivindicación».

Asimismo, se realizarán talleres sobre la utilización de herramientas habituales y otras menos conocidas y se buscarán fórmulas para optimizar el trabajo de una profesión que cuenta con 150.000 abogados, que se estructuran en unas 91.000 empresas, pequeñas y medianas en su mayoría, que generan otros 60.000 o 70.000 empleos indirectos y que mueven un volumen de negocio de unos 10.000 millones de euros, sin contar el valor añadido que aportan a sus clientes. «Queremos que sea un Congreso eminentemente útil y práctico. Y también integrador», remarcó Victoria Ortega, que incidió en que, aprovechando la fecha de celebración (aún no se habrá constituido nuevo Gobierno), la Abogacía reivindicará algunas de las tareas pendientes para la profesión, como la aprobación de la Ley Orgánica del Derecho de Defensa.

Fuente: Cinco Dias.