Daimler redujo un 66,7% su beneficio neto atribuido en 2019, hasta 2.400 millones de euros, por costes extraordinarios derivados del caso de la manipulación de vehículos diésel, conocido como ‘dieselgate’, y de problemas en la producción.

El grupo automovilístico alemán, que ya adelantó algunas cifras de su cuenta de resultados el pasado 22 de enero, ha informado hoy de que su resultado operativo disminuyó el pasado ejercicio hasta 4.329 millones de euros, lo que supone una caída del 61% respecto a 2018, mientras que la facturación subió hasta 172.745 millones de euros, un 3% más.

La dirección y el consejo de supervisión de la compañía propondrán en la próxima junta general de accionistas del 1 de abril el reparto de un dividendo de 0,90 euros por acción, un 72% menos que en el año anterior. En total, Daimler repartirá 1.000 millones de euros entre sus accionistas por el ejercicio 2019, frente a los 3.500 millones del año previo.

El presidente de la compañía, Ola Källenius, se mostró insatisfecho con las cifras y destacó que los gastos extraordinarios lastraron el resultado el año pasado. En el cuarto trimestre de 2019, Daimler obtuvo una pérdida neta de 11 millones de euros, frente al beneficio de 1.642 millones de euros en el mismo periodo de 2018.

Källenius dijo que la compañía está inmersa en un plan estratégico basado en la neutralidad en emisiones de CO2 y en la digitalización, y que para lograrlo han aumentado notablemente las inversiones en nuevas tecnologías. También son necesarias amplias medidas para reducir costes y aumentar el flujo de caja. 

La corporación alemana comunicó en diciembre del año pasado que recortaría 10.000 empleos hasta 2022, con lo que prevé ahorrar hasta 1.400 millones. Sin embargo, el diario económico Handelsblatt informó ayer de que la reducción se aumentará hasta 15.000. Daimler no comentó la información.

Por su parte, los 130.000 empleados de la multinacional en Alemania recibirán un bonus de hasta 597 euros como participación en los resultados de 2019, de acuerdo con el convenio colectivo. Daimler dará una paga única de reconocimiento de 500 euros.

Por divisiones, el resultado operativo de Mercedes-Benz bajó el año pasado un 53%, a 3.359 millones de euros, mientras que la rentabilidad sobre las ventas cayó desde un 7,8% a un 3,6%.

Mercedes-Benz Vans registró unas pérdidas operativas de 3.085 millones de euros, frente al beneficio de 312 millones de euros de 2018, y tuvo una rentabilidad operativa del -20,8% (2,3 % en 2018).

Daimler Trucks registró el año pasado un beneficio operativo de 2.463 millones de euros, un 11% menos; Daimler Buses, de 283 millones de euros, un 7% más, y Daimler Mobility, de 2.140 millones de euros, un 55% más.

Fuente: Cinco Días