Coca-Cola European Partners (CCEP), compañía que produce y distribuye y comercializa los productos del grupo Coca-Cola en Europa, ha anunciado este jueves que recorta previsiones de crecimiento para el cuarto trimestre del año debido a la caída de la demanda en Francia y Reino Unido, que se suma a la situación desfavorable en la mayoría de los mercados en octubre. La empresa ha informado que el crecimiento beneficio por acción será de alrededor el 10%, apenas menor a la previsión previa que establecía un porcentaje de entre el 10% y 11%.

La compañía, por otra parte, ha asegurado que prevé un incremento «sólido» de ingresos, del beneficio y del flujo de caja. La firma ha estimado que prevé cerrar el actual ejercicio con sus ingresos crecerán en torno a un 3% y su beneficio operativo mejorará un 6%.

La empresa dirigida por Damian Gammell ha registrado una facturación de 9.084 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 4% respecto al mismo período del año anterior. El beneficio del tercer trimestre de este año ha sido de 3.282 millones.

Dividido por sectores geográficos, Iberia (formado por España, Portugal y Andorra) es el sector con el mayor beneficio en el tercer trimestre (878 millones) y también en los nueve primeros meses del año (2.160 millones). El aumento ha sido del 2% en el último trimestre y del 4,5% en lo que va del año.

«A pesar de que continuamos ganando cuota de mercado en todos los países, hemos tenido un inicio de cuarto trimestre más lento de lo esperado», ha reconocido Gamell, el consejero delegado.

El directivo ha destacado que aún así confía en acabar el año con un destacado crecimiento de ventas, que irá acompañado de un incremento del 17% en el dividendo anual a pagar por la empresa a sus accionistas.

Fuente: Cinco Días