La concesionaria de autopistas Atlantia, que compró junto a la constructora ACS la española Abertis, gana este viernes cerca de un 2,10% en la Bolsa de Milán, después de que el Gobierno italiano haya alejado la amenaza de quitar la concesión a su filial, Autostrade per l’Italia, por el derrumbe del puente en Génova.

La nueva ministra de Infraestructuras y Transportes italiana, Paola De Micheli, exponente del progresista Partido Demócrata (PD), afirma en una entrevista publicada este viernes por el diario italiano La Stampa que el programa de Gobierno en coalición entre su formación y el antisistema
Movimiento Cinco Estrellas (M5S) prevé la revisión, y no la suspensión, de la concesión de Autostrade.

Esta empresa italiana, filial de Atlantia, era la responsable de la gestión del puente Morandi, que se derrumbó en la ciudad de Génova el 14 de agosto de 2018. Ese día murieron 43 personas. 

Fuente: Cinco Días