Ambar, la marca de Axiom en España y Lationamérica, ha hecho oficial el inicio de sus operaciones en nuestro país. En un comunicado difundido esta mañana, en el que se define como «nueva firma de servicios legales alternativos», Ambar asevera que aportará «innovación y transparencia» al sector jurídico español, ayudando a los departamentos legales «más modernos» de las empresas «a trabajar de forma flexible, integrada y eficiente a través de talento de primer nivel, procesos operativos eficientes y tecnología de última generación».Toda una declaración de intenciones teniendo en cuenta que entre las quejas más frecuentes de los abogados de empresa es que los bufetes mantienen formas excesivamente tradicionales de trabajar, son poco flexibles y que no siempre aportan toda la información que requiere la asesoría jurídica (con especial énfasis en lo relativo a la facturación de sus servicios).

Ambar abre sus puertas de la mano de tres profesionales incorporados desde Latham & Watkins. Su CEO será Manuel Deó, exsocio de mercantil de la firma norteamericana; Rosa Espin, excounsel de procesal y regulatorio, será suchief revenue officer; y Belén Bautista, antigua office manager del bufete, asumirá el cargo de chief people officer. «Es un orgullo poder contar con Axiom como socio exclusivo para ofrecer en España y Latinoamérica sus capacidades globales a nuestros clientes. Creemos que existe una mejor forma de proporcionar servicios legales de alto nivel y, por eso, queremos ofrecer esta nueva alternativa que tantos abogados y clientes vienen reclamando», ha asegurado Deó.

La gran revolución que se espera que introduzca Ambar en el mercado legal es doble: por un lado, sus abogados trabajarán por proyectos; y, por otro, introduce un alto componente tecnológico en su forma de operar. La suma de ambas debería producir una importante rebaja en el precio del asesoramiento legal gracias a la automatización de aquellos procesos que lo permitan y a la desaparición de los pesados costes que conllevan las pesadas estructuras de los bufetes tradicionales. Y ello, según se comprometen, sin que se vea menguada la calidad del servicio. De hecho, Deó ha subrayado que su objetivo es «ofrecer una nueva forma de prestar servicios jurídicos de alto nivel a los clientes más exigentes, liderando la redefinición del mercado legal en España y América Latina».

Para quienes dudan de que su forma de operar puede rebajar la calidad del valor del asesoramiento, desde la firma aseguran contar con «talento legal de primer nivel», incluyendo exsocios y abogados sénior de grandes firmas, abogados del Estado, letrados del Consejo de Estado, catedráticos de derecho y otros abogados de reconocido prestigio en el mercado español y latinoamericano.

La alianza con Axiom proporcionará a Ambar la posibilidad de ofrecer a sus clientes las capacidades del servicio del gigante norteamericano y una red global que va más allá de España y Lationamérica (América del Norte, Reino Unido, Europa Central y Asia-Pacífico). Los planes de crecimiento de la compañía incluyen abrir dos oficinas en América Latina para finales de 2020.

¿Qué son los ALSP?

Axiom es el mayor proveedor de servicios legales alternativos (o ALSP,alternative legal services providers) del mundo, pero ¿qué son exactamente las ALSP y por qué resultan tan disruptivas en el mercado jurídico? Este tipo de firmas, cada vez más relevantes en Estados Unidos y crecientes en España, pretenden ofrecer a las empresas un asesoramiento legal de coste más bajo (que nolow cost) que los bufetes en todas aquellas tareas que son repetitvas, masivas o susceptibles de automatizarse.

Tras la crisis, la creciente presión de los departamentos legales de las compañías por reducir sus costes y por clarificar el precio real de los servicios legales, impulsó en Estados Unidos el auge de un sector que en 2017 ya facturó casi 9.000 millones de dólares.

Fuente: Cinco Dias.