Abanca tomará finalmente el control de Nueva Pescanova. La entidad gallega ha anunciado que ha cerrado un acuerdo con Banco Sabadell y CaixaBank para adquirir un paquete de títulos equivalente al 39,8% de su capital por lo que, tras esta compra, Abanca será titular del 80,46% de las acciones de la pesquera. La operación se formalizará en las próximas semanas y según detalla el banco tiene el objetivo de «salvaguardar una empresa fundamental para Galicia».

Tal como había informado CincoDías, el objetivo de Abanca era llegar hasta el 93% del capital de Nueva Pescanova y por ello ofreció para el conjunto de los accionistas (a excepción de los minoritarios que controlan el 7%) 200 millones de euros, de los que 150 millones era en dinero y 50 millones en deuda garantizada, pero su oferta inicial fue rechazada por CaixaBank (que controlaba el 15,3%) y por Brookfield (que tenía el 4%).

Ahora, con la compra del 24,5% de Sabdell y el citado 15,3% de CaixaBank, la entidad gallega apostará por reflotar a Nueva Pescanova, que se encontraba en una situación delicada.

El plan de Abanca con la compañía pesquera incluye «reforzar la estructura financiera» de la compañía, así como sus principales ámbitos de actividad corporativa y comercial. De acuerd con el plan diseñado, Abanca retendrá una participación «importante» en el accionariado de Nueva Pescanova para avanzar en la búsqueda de un socio industrial que permita consturir un proyecto a largo palzo.

Además, entre los objetivos establecidos por Abanca se encuentra el de «devolver los órganos de decisión de la compañía a Galicia» y «reforzar el apoyo de Abanca al complejo industrial relacionado con el mar».

Esta operación pondrá fin a un proceso desarrollado a lo largo de los últimos años a través del cual Abanca ha venido incrementando poco a poco su participación en el accionariado de Nueva Pescanova desde un 5,465% inicial hasta el 40,66% previo a esta compra.

Fuente: Cinco Días